A La Nueva Creación

a cargo de Stefania Caterina y Tomislav Vlašić


Deja un comentario

Mensaje de la Madre de la humanidad a Stefania Caterina 13 de setiembre de 2018

Mis queridos hijos:

“Hoy deseo deciros que vuestra vida está modelada por vuestro pensamiento. Día tras día, año tras año el pensamiento dirige vuestra existencia, porque es con el  pensamiento que comprendéis el sentido de la vida, de las experiencias y de los sentimientos. No me refiero a la cantidad de pensamientos que van y vienen en vuestra mente, sino del  pensamiento con mayúscula, aquel que nace en la profundidad de vuestro espíritu. Este pensamiento determina en vosotros la disposición fundamental con la que os  ponéis frente a Dios, a vosotros mismos  y a los demás. De esta disposición brota la dirección de vuestra existencia.

En el momento en que Dios os crea imprime en vosotros la gran vibración de la vida que contiene también la capacidad de pensar. No olvidéis que estáis creados a la imagen y semejanza de Dios: así como Dios piensa y con el pensamiento gobierna el universo así también vosotros pensáis y con el pensamiento gobernáis vuestra vida.

Ya nos he hablado de vuestra elección en el momento de la concepción. Si en aquel momento habéis elegido amar y servir a Dios,  vuestro  pensamiento será profundo; si no habéis elegido nada, permaneciendo indecisos vuestro pensamiento será débil y superficial; finalmente, si habéis rechazado a Dios eligiendo el mal vuestro pensamiento será destructivo para vosotros y para los demás. Sigue leyendo


Deja un comentario

“No olviden que son Hijos de Dios”

Queridos hermanos y hermanas:

Durante el encuentro que hemos tenido en los días pasados preparando la Fiesta del Padre que celebramos hoy hemos recibido de Jesús el siguiente mensaje  que queremos compartirlo con ustedes, augurándoles que el Padre Celestial los llene de toda paz y bendición.  Los acompañamos siempre con nuestra plegaria.

 

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo  a del 4 de Agosto de 2018

“No olviden que son Hijos de Dios”

 

“Queridísimos hijos: los bendigo y sobre todo deseo decirles  que los amo intensamente. Este es el amor que me ha llevado a morir y a resucitar por ustedes. Unidos a mí ustedes también podrán morir y resucitar en  cada una de las pruebas de sus vidas. Yo he muerto y resucitado para hacer de ustedes Hijos de Dios. No olviden que son Hijos de Dios y que esta es la primer victoria que obtienen conmigo. Frecuentemente los cristianos creen que ser hijos de Dios  es simplemente una forma de decir; pero no es así. Los hijos de Dios están cara a cara con Dios y reciben de Dios honor y dignidad. Si son hijos de Dios, a través de mí que soy el Hijo de Dios  ustedes honran al Padre y el Padre los honra a ustedes entregándome a Mí y entregándoles en mi nombre al Espíritu Santo. Quisiera que fueran concientes de qué cosa quiere decir esto; qué cosa quiere decir estar envueltos por el amor y el honor de Dios.

Hoy el mundo ha olvidado que existen los hijos de Dios; los ve muy raramente. Los cristianos viven una religiosidad superficial. Es cierto no faltan los santos pero están invisibles: ya nadie honra un santo, nadie los coloca frente a las telecámaras para hacerlos hablar. Los hombres prefieren admirar otros ídolos. Yo necesito mandarlos al mundo como hijos de Dios. Pero ¿qué debe hacer el hijo de Dios? Debe proclamar que lo es y cuidarse de toda hipocresía. Lo que les dije a los Apóstoles se los repito a ustedes: ”Cuídense de la levadura de los fariseo que es la hipocresía”. (1) El mundo está lleno de hipocresía; esa es la levadura que hincha toda la Tierra. Los quiero sinceros, abiertos a Mí, dispuestos a recibir en mi nombre al Espíritu Santo, a honrar conmigo al Padre y a recibir el honor de los hijos de Dios. Sigue leyendo


Deja un comentario

MENSAJE DE LA MADRE DE LA HUMANIDAD del 13 de marzo de 2018 A Stefania Caterina

Mis queridos hijos:

Hoy deseo deciros que LA VIDA DE DIOS CRECE Y SE TRANSMITE EN LA COMUNIÓN.

Crece en la medida en que se entrega. Más amáis y más os sentiréis amados, más entregáis y más recibís. Esta es una gran ley espiritual que sin embargo muy pocos comprenden. La mayor parte de los hombres no salen de sí mismos, no aman y por eso no reciben amor: menos reciben y menos aman. Así el cerco se cierra y la humanidad entra cada vez más en las tinieblas del egoísmo y de la soledad.

¡Hijos, esto no debe suceder también con vosotros! Recordad que estáis llamados a amar a Dios con todo vuestro ser y amar a los demás como a vosotros mismos. Esta es la enseñanza que mi Hijo os ha dejado.[1] Esta es la ley más importante que puede orientar vuestra vida a la verdadera felicidad. Deseo ayudaros a entender mejor todo esto.

Primero de todo debéis comprender  que la vida brota de la Santísima Trinidad y fluye ininterrumpidamente entre las Tres Divinas Personas. Ella es dinámica, torrentosa, eterna e inmutable y sin embargo, siempre nueva. Es la VIDA que genera la vida. Cuando  Dios os crea alienta sobre vosotros el hálito de su Espíritu que alimenta vuestro espíritu, alma y cuerpo. Crecéis porque en vosotros crece la vida; Dios la sostiene continuamente. Mientras os hacéis adultos florecen en vosotros el AMOR LA INTELIGENCIA y LA FUERZA  que Dios, a su imagen y semejanza, puso en vosotros. De esta forma vuestra existencia comienza a fructificar y a incidir sobre la realidad que os circunda. Sigue leyendo


Deja un comentario

Las tinieblas de la Tierra y la luz del Pueblo de Dios

Mensaje de la Virgen María, 25.02.2018

Las tinieblas de la Tierra y la luz del Pueblo de Dios

 

Queridísimos hijos:

Os saludo a todos vosotros que habéis estado aquí en estos días, a cuantos están presentes hoy, y a los ausentes que están unidos a vosotros en el espíritu. Quiero agradeceros por el empeño que habéis puesto y por la seriedad que demostrasteis  en este tiempo.

Deseo deciros, hijos míos, que el  Pueblo de Dios debe ser siempre cada vez más visible, porque esta es la única salvación para la humanidad. En este Pueblo deberán confluir los hijos de Dios que buscan la vida.

 Os digo también  que sobre la Tierra están por descender densas tinieblas  que envolverán a toda la humanidad. No hablo aquí de las tinieblas físicas sino de aquellas del espíritu; se apagarán cada vez más en las almas  la fe, la esperanza y el amor.  Ya lo veis hoy que  la Tierra vive sin fe, esperanza y amor. A pesar de las hermosas chácharas de muchos sobre el amor, el amor no existe. No hay amor capaz de tomar la cruz por otro, capaz de sacrificio, de altruismo, de generosidad.

Las tinieblas deben descender sobre la Tierra porque de otro modo  no podrá manifestarse plenamente  la luz del pueblo de Dios. En medio de las tinieblas, de la nube que envolverá la humanidad deberá salir la voz del Padre que diga: “Este es mi Pueblo. Seguidlo, escuchadlo, formad parte de el”. Sigue leyendo


Deja un comentario

Mensaje de la Madre de la Humanidad del 13 de Febrero de 2018 a Stefania Caterina

Mis  queridos hijos;

Hoy deseo deciros QUE LA VIDA EN DIOS ES UNA VIDA DE AMOR Y DE COMUNION. Sois fruto del amor y de la comunión entre las Tres Personas de la Santísima Trinidad porque estáis destinados a vivir en el amor y en la comunión entre Dios y entre vosotros.

En el comienzo, Dios Trino y Uno ha creado a los progenitores; no un solo hombre y una sola mujer sino numerosos hombres y mujeres que formaban el primer núcleo de la humanidad. El deseaba que se amasen con verdadero amor y que se trataran los  unos a los otros como hermanos y hermanas hijos del mismo Padre. Los había llamado a vivir como sus hijos amados, colmados de honor y de dignidad, custodios de la creación. Libres e inmortales los progenitores vivían en la presencia de Dios inmersos en una naturaleza bellísima y amiga del hombre.

Lucifer, principio de todo mal, envidioso de la gracia que había  perdido, rebelándose al Creador  se había insinuado entre Dios y aquellos primeros hombres para seducirlos y corromperlos. Les había prometido a los progenitores hacerlos más poderosos que Dios y una buena parte de ellos se dejo engañar rebelándose a Dios. Esto es el  pecado original cometido al inicio de la vida humana.  El pecado se infiltró en la creación generando muerte, sufrimientos y enfermedades. El pecado original corrompió también la naturaleza y distanció entre sí  las constelaciones y los planetas. Sigue leyendo


Deja un comentario

LA CONSAGRACION AL CORAZÓN INMACULADO DE MARIA

07/01/2018

MENSAJE DE JESÚS – BAUTISMO DEL SEÑOR

 

“Mis queridos hijos:

Primero de todo os bendigo y os agradezco por todo el camino que habéis hecho conmigo, por todos vuestros sacrificios y por vuestra plegaria, por vuestro ofrecimiento. Son preciosos para el  pueblo de Dios.

Ayer se os dieron indicaciones prácticas sobre lo que os espera en este tiempo. Hoy en cambio os daré indicaciones útiles para vuestro camino interior.

Hoy comienza vuestra misión; o sea la evangelización de la Tierra. Comienza en el día en que recordáis mi Bautismo, con el cual yo mismo comencé mi gran manifestación pública y mi misión. También vuestra misión es al mismo tiempo una manifestación  delante de toda la humanidad de la Tierra y del universo.

La evangelización de la Tierra es tanto más necesaria  porque  sobre este planeta yo retornaré y me manifestaré en la gloria. Por lo tanto la evangelización de la Tierra concluirá la preparación a mi venida.

Los hermanos fieles han trabajado  en la evangelización  del resto del bajo universo y vosotros los habéis acompañado con vuestra plegaria y vuestro sacrificio. Ahora debe suceder al revés: vosotros debéis  partir a la misión y los hermanos os acompañarán en los modos que considero necesarios para vosotros.

Se os ha  dicho  que os es necesaria una gran dosis de humildad. Por eso os digo: no vayáis ni con vuestras ideas ni con vuestra fuerza humana por no sirven. Podéis ver lo que la evangelización de la Iglesia oficial  de la Tierra ha producido hasta aquí: la Tierra es sustancialmente pagana. Lo son hasta cuantos se llaman cristianos, para no hablar de muchos sacerdotes y de tantas otras cosas que conocéis. La verdadera evangelización es la manifestación de la potencia del Espíritu Santo. El actuará en vosotros. Por eso no salgáis desde vosotros mismos sino salid desde mí. Soy Yo quien evangelizará la Tierra a través de vosotros, así como Yo evangelicé el bajo universo a través de los hermanos fieles. Yo actuaré, vosotros seréis mis instrumentos; no instrumentos pasivos y privados de voluntad  propia, sino instrumentos dóciles, abierto,  y deseosos de servirme. Sigue leyendo


Deja un comentario

LA EVANGELIZACION DE LA TIERRA

06/01/2018

Mensaje del Arcángel San Miguel – Fiesta de la Epifania del Señor.

 

Muy queridos hermanos y hermanas de la Iglesia de Jesucristo de todo  el universo

Que está viviendo sobre la Tierra:

El Señor me manda hoy a vosotros con su  potente bendición para prepararos  a lo que le espera a la humanidad  en este tiempo.

Como sabéis se ha concluido la evangelización del bajo universo. En realidad esta afirmación no es del todo correcta,  porque el bajo universo no ha sido todavía completamente evangelizado. Falta el planeta crucial: la Tierra. La Tierra no ha visto todavía la potencia de Dios que precede a la venida de Cristo.

La evangelización del bajo universo ha dado buenos frutos a pesar de que no todos se hayan convertido. Quiero haceros una aclaración: vosotros pensáis que los hermanos fieles se presentaron a los planetas del bajo universo con su flota de astronaves de una manera impactante. En realidad los hermanos fieles  se entrevistaron  primero de todo  con los poderosos que gobiernan los planetas  y los advirtieron sobre todo aquello que el Señor tenía previsto realizar. Les solicitaron una conversión personal para que esto pudiese ayudar a la conversión de sus pueblos. Algunos, especialmente los de los planetas más pequeños y alejados respondieron positivamente y esas poblaciones se convirtieron fácilmente. Por el contrario en los planetas más grandes y más avanzados desde el punto de vista científico y tecnológico no se obtuvo la misma respuesta. Los poderosos que los gobiernan, sobre todo aquellos que pertenecen a la Confederación de la luz, no se convirtieron, incluso han engañado y confundido a sus pueblos.

Luego  los hermanos se entrevistaron con aquellos que el Señor les indicó: individuos, pequeños grupos, comenzando a trabajar con ellos. Estos respondieron y se transformaron en una levadura en medio de sus pueblos: en silencio y ocultamente, pero con gran poder del espíritu actuaron y acompañaron a los hermanos fieles en la evangelización de sus  propios planetas. Sin embargo no todos se convirtieron. Queda una buena parte de la humanidad que no ha querido acoger la voz del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Ahora falta la Tierra, un planeta fundamental en el bajo universo. También aquí los hermanos harán  lo mismo que ya hicieron en otros lugares: os visitarán primero a vosotros  que durante estos años habéis creído y actuado. No se entrevistarán con los poderosos de la Tierra, porque ya han sido  frecuentemente interpelados a lo largo de la historia y no se merecen tantas atenciones. Irán directamente al pueblo. Además de vosotros visitarán a individuos y a pequeños grupos dispuestos a recibirlos. Sigue leyendo