A La Nueva Creación

a cargo de Stefania Caterina y Tomislav Vlašić

Os  confío  todo  el bien  que  se  hace   sobre la Tierra

Deja un comentario

12 de abril de 2020- Pascua de Resurrección.   Mensaje de Jesús

Queridos hijos, pueblo mío:

¡Alegraos por mi victoria sobre la muerte  y sobre los infiernos!  Sobre la Cruz he triunfado y vosotros me aclamáis  como Cordero inmolado. Hoy os digo que también vosotros sois un pueblo inmolado. Con esto no  entiendo deciros algo terrible o cruento. Os hablo de la inmolación  como de la ofrenda que se eleva, redime y salva. Inmolación  como santificación y consagración. Sois un pueblo inmolado por la salvación de la humanidad.

Hijitos, mirad cómo está la humanidad sobre la Tierra: es una humanidad llagada. Sus llagas sin embargo,  no son gloriosas; por el  contrario están llenas de amargura, de soledad, de desconsuelo. Y sin embargo yo he dado la vida por esta y por toda la humanidad del universo para cicatrizar vuestras heridas. Pero la humanidad continúa rechazándome y Yo no puedo hacer nada por quien me rechaza, porque respeto vuestra libertad.

Os ha sido dicho que este es el momento de la gran y definitiva batalla y que la Tierra es el planeta sobre el cual se combatirá esta batalla.(1)  Aquí Satanás tiene su fortaleza. Ahora tiene que ser sacado de su escondite y confinado en los infiernos de una vez para siempre. Yo combatiré esta batalla y vosotros la pelearéis conmigo. Recordad que al final de los tiempos Lucifer deberá enfrentarme; deberá estar de nuevo cara a cara conmigo como  lo ha estado en los días de mi Pasión. Será mi triunfo definitivo y el de todo mi pueblo.

Hijitos en este tiempo de lucha deseo de vosotros algunas cosas:

  • Primero de todo que estéis conscientes de vuestra responsabilidad y sepáis que de ahora en adelante deberéis ir más allá de vosotros mismos. Muchas veces os he dicho que no os preocupéis de vuestros problemas y de vuestras dificultades porque yo las resolveré.  Entregadme vuestra vida a mí para que yo la utilice:
  • Sed conscientes que tenéis la responsabilidad de ayudar, elevar y sostener a todos aquellos que hacen el bien y trabajan por la paz y la caridad. Hoy deseo confiaros todo el bien que se hace sobre la Tierra para que de una solidaridad genérica se llegue a la caridad, que solo florece en mi amor puro. Confío a mi pueblo todo el bien que hay en el mundo. Llevadlo y ofrecedlo en vuestras celebraciones, en cada plegaria personal y comunitaria. Rezad por los trabajadores de la paz y por los trabajadores de la caridad; dadle fuerza  a quien baja al terreno (pelea en el frente) y no tiene las mismas gracias y oportunidades que vosotros tenéis. Poned vosotros la parte que falta para que el bien crezca cada vez más  sobre la Tierra;
  • Recordad que aquellos que siguen a Satanás se mantienen muy unidos entre ellos, se ayudan mutuamente con la maldad y con el odio. Vosotros en cambio estáis llamados a ofrecer la vida por cuantos hacen el bien, como lo hice Yo por vosotros. Esto es muy importante. De otro modo no podréis ganar la batalla, dado que sois numéricamente pocos, pero muchas personas podrán unirse a vosotros en el espíritu. No importa si no las conocéis, si no las veis, si no podéis estrecharles las manos. Esto no tiene importancia porque estaré Yo para uniros. Yo uniré todo el bien realizado sobre la Tierra con el que se hace en el Universo. De esta forma haréis  algo grande junto
  • Os pido que no juzguéis nada, hijitos; ni siquiera aquello que os parece malo. Dejad para mí todo juicio y concentraos en el bien. No miréis más el mal. Porque estáis llamados a ver lo bello que existe  sobre vuestro planeta. A los ojos de muchos pareciera que ya no hubiera nada de hermoso sobre la Tierra; y no es así. Vosotros debéis admirar toda la belleza de Dios sobre este planeta porque  Yo sigo regalándoos el sol, las flores, los frutos; aunque de por sí la humanidad de la Tierra no merecería más nada Yo continúo dándoos lo que os es útil.
  • Continúo también regalándoos hijos de Dios. En este tiempo precisamente están naciendo niños preelegidos. Su espíritu, sus almas, son grandes y capaces de adoptar el bien y ponerlo en práctica. Estos niños crecerán con vuestro amor y vuestra ayuda; son los hijos del pueblo nuevo y yo os los confío. Son vuestros hijos y los envío por vosotros. No importa cuándo se pondrán a crecer porque su misma presencia hará florecer la Tierra.

Hijitos, el tiempo es grave. La humanidad de la Tierra sufre, se debate, tiene necesidad de un apoyo sólido. Lloran los cristianos porque las iglesias están cerradas y vacías. (2) pero las iglesias están llenas de mi poder. En esta Pascua Yo os he mandado en espíritu a todas las  iglesias. He mandado a mi pueblo de todo el universo a llenar las iglesias vacías de la Tierra y las iglesias se han llenado de mi poder y de mi amor. Hijitos, aunque os sintáis pequeños, pobres, poco numerosos, en realidad sois una potencia en mí, y Yo os mando donde quiero, os utilizo para mi gloria y  por el bien de toda la humanidad. Sed fuertes hijos míos; la Redención debe ser llevada a su cumplimiento, debe alcanzar la plenitud. Aquello que yo comencé sobre la Tierra, mi Iglesia, lo llevará a su cumplimiento junto a Mí.

Os confío como siempre a mi Madre, a San José  a san Rafael que es vuestro sacerdote.  Permaneced unidos a los siete grandes Arcángeles, especialmente a San Miguel, el Jefe, a quien os confío. A él le he dado el poder de reunir a mi pueblo de todo el Universo, mi Pueblo que mi Madre engendra y al que Yo introduciré en la nueva creación.

Os bendigo y os envío a exorcizar la Tierra y a sembrar mi amor. Amad a todos los buenos de la Tierra, para que se haga finalmente un solo rebaño y un solo  Pastor

Os bendigo y os  protejo en el nombre del  Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

1-cfr.Mensaje de S. Miguel Arcángel del 2 de abril “Llamado a la humanidad de la Tierra”.

2-se refiere al  hecho que las Iglesias y los lugares públicos han sido cerrados a causa de la pandemia del corona virus Covid 19 que  golpea la Tierra desde el inicio del  2020, para evitar la difusión del contagio.

                                                                                                                    13 de abril 2020

Autor: .

Profesor de Filosofía, Piloto Civil, Profesor de letras clásicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s