A La Nueva Creación

a cargo de Stefania Caterina y Tomislav Vlašić

Vigilad…estad preparados (Mt.24,42-44)

Deja un comentario

Queridos lectores:

Visitando este sitio y leyendo nuestros libros habréis ciertamente observado cómo Dios, ha revelado, a través de nosotros, muchas cosas con el fin de ampliar nuestros horizontes.  No os decimos esto para colocar nuestras personas en el centro; porque en realidad nos consideramos simples instrumentos en las manos de Dios. Durante todo este tiempo no os hemos presentado fenómenos aislados o signos a los cuales ataros o  interpretar subjetivamente Os hemos provisto de una CLAVE DE LECTURA, que es una y una sola, y que nos permite comprender lo que está sucediendo y sucederá en el Universo: JESUCRISTO.

Jesucristo, el león de la tribu de Judá, (1),enviado por el Padre ha sido mandado a la Tierra para someter la creación entera a Dios Padre,  sometiéndola a las leyes del puro espíritu, para que todas las creaturas sean transformadas en criaturas nuevas.  Por esto  os hemos invitado a participar en la obra de Jesús como sacerdotes, profetas y reyes, siempre a través del Corazón Inmaculado de María.

En días pasados, María Santísima y Jesús nos han hablado  de los tiempos que nos esperan. Inmediatamente el Arcángel San Rafael ha profundizado ciertos aspectos marcados por Jesús y por María. Deseamos presentaros, a continuación estos tres mensajes. Estamos seguros que os serán útiles, de modo que cada uno encuentre el puesto justo en los planes de Dios. De vuestro  posicionamiento depende también la capacidad de comprender la acción de Dios en toda su magnitud. No podréis comprender  si no permitís que el Espíritu de Jesús os guíe y os ilumine.

Dios espera una respuesta de parte  de toda la humanidad: se trata si acepta o no a Jesucristo y se una a El participando en su accionar. El año 2012 es un año de grandes decisiones para todos nosotros: debemos elegir definitivamente de qué parte estar, dejando a un lado los egoísmos y los compromisos fáciles.

Dios espera una respuesta, sobre todo de la humanidad de la Tierra, que es siempre lenta en responder a los reclamos de Dios, a punto tal de retrasar el camino de las otras humanidades. Dios no puede esperar hasta el infinito nuestras decisiones. ¡Es tiempo de decidirse!  Jesús había preanunciado todo esto en el mensaje del 23 de setiembre de 2011 publicado en este sitio.(2)  El camino de la humanidad de la Tierra  es lento y dificultoso, a pesar  de las muchas gracias que le son otorgadas, especialmente   en este año.

Según cuanto nos ha sido revelado la Tierra se retrasa por dos motivos: 1) gran parte de nuestra humanidad  no acoge las gracias que le son regaladas y no colabora con ellas; 2) no acoge ni siquiera los instrumentos que  Dios tienen  ha previsto y no entra en comunión con ellos; por el contrario  se comporta con indiferencia o con abierta hostilidad en sus relaciones,  como se desprende  de la suerte de los profetas y de los santos, siempre perseguidos y a menudo quitados de en medio. El mismo Hijo de Dios venido para revelar al Padre, no ha corrido una suerte mejor.

Los hombres de la Tierra no acogen ni siquiera a María Santísima, que nos fue entregada como Madre; si la reciben lo hacen principalmente  para ser ayudados por ella y para satisfacer sus propias necesidades terrenales.

El año  2012 está corriendo a su final.  Dios espera de todos nosotros que nos decidamos a vivir  según sus leyes para estar preparados para los acontecimientos que sucederán. No los conocemos en detalle, porque el Señor revela sus planes  un poco por vez, en la medida que  estamos preparados para entenderlos. Sabemos sin embargo que sucederán, porque el Señor debe intervenir en la historia de la humanidad  para arrancarla de la corrupción que se  propaga cada vez más: “Dios debe reinar como único Señor, mientras Lucifer debe ir a ocupar el lugar que se merece. El Padre intervendrá a través de mí…” Esto decía Jesús en el mensaje que hemos recordado.(3)

Os hemos dado testimonio de cuanto nos ha sido revelado. Os invitamos todavía una vez más a una elección clara y definitiva para estar preparados  a cuanto nos espera a partir del próximo año.  Nos ofrecemos a Dios y rogamos por vosotros. Os bendecimos en Cristo.

                                                                     Stefania Caterina y Tomislav Vlasic

Mensaje de la Virgen del 4 de Agosto de 2012

Este mensaje nos fue dado en la vigilia del cumpleaños de María Santísima. La Virgen ha revelado en Medjugorje que nació el  5 de Agosto y nos ha confirmado repetidamente esta fecha como día de su nacimiento.

Dice la Virgen:

“Hijos queridísimos: os agradezco sobre todo porque queréis festejar junto a mí el día de mi  nacimiento. En realidad esta es la fiesta de todos vosotros, porque yo nazco en cada uno de vosotros y cada uno de vosotros nace en mí, nace a la vida de Dios. Sabedlo hijos,  que mi única, verdadera y grande alegría  es la  de poder entregaros a Dios. Cuando una persona acepta entregarse a Dios  a través de mí, me hace muy feliz; y es con alegría que hoy os ofrezco  al Señor, os ofrezco como una flor delante del trono de  Dios.

Deseo deciros esto: se preparan tiempos muy duros para la humanidad, no porque  Dios os quiera castigar, sino  porque las elecciones de los hombres están llevando a la humanidad a pruebas duras, difíciles.  No os debéis asustar por esto. Yo estaré siempre junto a vosotros, y Dios no  permitirá ningún  mal a aquellos que se ofrecen a El y desean servirlo. Sin embargo, muchos hijos, aquellos más alejados de Dios, sufrirán mucho. Mi corazón está triste por esto. Sin embargo, Dios permitirá, mediante estas pruebas una gran  purificación de todo el universo.

Es necesario que el universo vuelva a mi Hijo; sin mi Hijo no habrá esperanza para nadie. Hoy os invito, como Hijos predilectos del Señor a no tener más dilaciones, dudas o titubeos sino a echaros  con todo vuestro corazón en los brazos del Señor, sin discutir más, sin analizar más, para que el disponga de vosotros según su bondad y su sabiduría. Dejad de lado toda problemática interior, dejadlas en las manos de Dios y vosotros, como niños, zambullíos en el mar de su amor. Dios puede resolver vuestros problemas, vosotros no  podéis. Dejadle, entonces, las manos libres, para que pueda actuar dentro de vosotros, y El lo hará.

Ahora es necesario que los hijos de Dios se despierten,  que estén preparados para los acontecimientos  que nos esperan. Yo estoy en medio de vosotros; por esto digo: “nos esperan”,porque yo estaré al lado de mis hijos, en medio de mi pueblo. Os agradezco y os bendigo  para que tengáis la fuerza de hacer lo que os pido, esto es, dejar todo  en las manos de Dios, sin preocuparos más.  Cerrad los ojos de vuestra alma y alejadlos de todo problema  y tribulación, y dejad a Dios libre de actuar dentro de vosotros. El Señor pensará en vosotros y en todo aquello que os ocurra; vosotros pensad en El.

Os bendigo, y bendigo a través de vosotros a todos los núcleos, a todas las personas conectadas a vosotros en el espíritu,  a todos los pueblos a los que pertenecéis, bendigo en modo especial a Medjugorje, en el nombre  del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

 

Mensaje de Jesús del 6 de agosto de 2012

 Hijos, quiero bendeciros hoy  con una bendición particular: la bendición de vuestra transformación. Esta transformación marcha a la  par con la acción de mi Cuerpo Místico.

Debéis ser concientes, hijos míos, que cuanto más me reveláis a mí, más obligáis a Satanás a revelar su obra; más aún, la acción del pueblo de Dios, la acción de los núcleos, actúa de modo de arrinconarlo a Satanás, hasta obligarlo a manifestar al Anticristo.(4) Es necesario que esto suceda. Lucifer, en efecto, no se decidiría nunca a ceder de esta forma gran parte de su poder al Anticristo y está buscando por todos los modos de evitarlo. Por otro lado yo estoy incitando a todos los núcleos y a todo mi pueblo a una acción que  ponga al descubierto a Satanás y a su Anticristo.

No os maravilléis entonces, si con vuestra palabra y con vuestra misma vida provocáis al mal, hasta hacerlo salir afuera; esto es necesario.

Aquellos que auténticamente anuncian a Cristo, al mismo tiempo obligan al Anticristo a manifestarse. Estamos en una fase decisiva para la humanidad, justamente porque debe emerger la figura del Anticristo, que marcará un giro en la historia humana. En efecto,  el momento en que Satanás estará obligado a ceder gran parte de su  poder al Anticristo, marcará el principio del fin: el fin de este tiempo, de esta civilización. Será el fin de una era que deberá dejar lugar a la creación nueva.

¡De ningún modo temáis a Satanás! Efectivamente: habéis recibido  todo el poder, toda la gracia para enfrentarlo. Solamente enfrentándolo podréis salvar a tantas personas de sus garras, porque es fuerte en este momento la acción del mal; pero vosotros no os concentréis en esto, concentraos sobre  vuestra acción de bien, de transfiguración de todo vuestro ser y de todo el pueblo  que llega al contacto con vosotros.

¡Estad felices de participar conmigo en esta gran obra del Padre!  La acción del Padre es potentísima en este tiempo.  Ella se desarrolla a través de mí, en la potencia del Espíritu Santo, pero también a través del pueblo de Dios.

Los signos vendrán, en momento justo y en el tiempo justo; sin embargo el primer signo sois vosotros. Vuestra vida, en efecto, es el primer gran signo que supera a todos los otros, porque una vida transformada suscita muchas preguntas en la personas, más que un signo exterior.  Este último, después de el primer momento de entusiasmo, se olvida, pero la vida de un hombre transformado no se olvida.

Por eso haced de modo que las personas no vengan a buscaros a vosotros, sino que vengan a buscarme  a mí dentro de vosotros. Entonces la humanidad entera del universo os observará y verá hombres en los cuales vive Dios. Cuando Juan el Bautista predicaba, sucedía justamente esto: las personas no iban en busca de un hombre sino de Dios, que vivía en ese hombre. Sed, entonces, un templo santo; este será el signo inequívoco de mi presencia y de mi acción.

Os bendigo, y bendigo a través de vosotros vuestras casas, todos los núcleos,  a todas las personas a las que llega vuestra acción, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Mensaje de San Rafael Arcángel, del 13 de agosto de 2012

 

“En los últimos meses de este año 2012, Dios está  “apretando” a la humanidad de  la Tierra, para que se decida. Cuando hablo de humanidad, me refiero, primero de todo, a los cristianos de la Tierra, y también a las  personas de buena voluntad, que no pertenecen a Satanás y no lo siguen, porque, para cuantos lo siguen, no hay mucho que hacer. Hablamos  de los hijos de Dios sobre la Tierra, para los cuales se acerca cada vez más el tiempo de la decisión definitiva por el reino de Dios.

Dios pide tal decisión, porque debe fijarle un límite a la humanidad de la Tierra, la cual, librada a sí misma, no decidiría nunca nada.  Vuestra humanidad arrastra consigo una gran contradicción: por un lado es rebelde a Dios, y por otro es pasiva.  Quien se rebela no admite razones;  el que no se rebela permanece pasivo, se espera todo de Dios, se espera que Dios haga  lo que él no quiere hacer.

Por eso ha llegado el momento en el que Dios pone un límite temporal a esta humanidad, medido en base a vuestra concepción del tiempo,  y  por lo tanto a vuestro calendario.  Sobre otros planetas el tiempo es medido de otras maneras;  sin embargo, como os ha sido dicho el universo espera las decisiones de la Tierra y se adecua a los ritmos de vuestro tiempo.(5)

Dentro de este año 2012, vuestra humanidad debe decidirse si quiere acoger a Jesucristo y estarle sometida a El. Solamente así será introducida en una dimensión nueva, donde operan las leyes del puro espíritu. Sólo la decisión  de la humanidad de recibir a Jesucristo,  puede marcar vuestro pasaje  a una dimensión distinta, que algunos definen como  salto de civilización, otros  ampliación  de la conciencia. Yo os digo que esta humanidad debe ser elevada en el espíritu para entrar en una dimensión más espiritual. La dimensión en la que vivís hoy es una dimensión esencialmente material, en la que las leyes del espíritu funcionan  con fatiga,  porque no son ni comprendidas ni aceptadas por la mayor parte de los hombres.  Esto  comporta un elevado grado de corrupción, que alcanza a los hombres y a las criaturas de este planeta. Se trata de un salto cualitativo, que Dios ha previsto  para que podáis avanzar a la nueva creación.

Corresponde sólo a Dios evaluar la decisión de la humanidad de la Tierra al final de este año. En este momento existe un gran fermento en medio del pueblo de Dios,   porque las gracias están trabajando sobre la Tierra, son especiales y muy fuertes y son concedidas por Dios, justamente, para ayudaros a decidir.

Todo dependerá de la capacidad de los hombres de buena voluntad de la Tierra, de los cristianos en primer lugar, en dejar de lado cosas terrenales, como las discusiones teológicas, las controversias doctrinales, las dudas existenciales, etc, etc, para sumergirse en cambio en la novedad que Dios está abriendo delante de su pueblo. Os doy un ejemplo:  se os ha dicho que existe el Núcleo Central; y bien, si en lugar de entrar en comunión con este instrumento que os puede ayudar, os perdéis en discusiones dirigidas a establecer si el Núcleo Central existe o no, he aquí que perdéis un tiempo precioso y os quedáis atrás. Mientras tanto, en efecto, la acción de Dios no se detiene. Quien se ha decidido va adelante y comprende siempre más; quien no quiere decidirse queda atrás, y llega a un punto de no entender más nada.

¿Qué sucederá si la humanidad  no se decide a creer finalmente en Jesucristo, no solamente de palabras, sino viviendo  plenamente la unión mística con Él, poniendo en práctica sus palabras y cumpliendo  los pasos que os han sido indicados?(6) Sucederá que Dios proveerá en forma diversa.

La tarea de anunciar la salvación a todo el universo será confiada a la humanidad  de otro planeta, elegida entre aquellas fieles a Dios.  Entonces seréis vosotros los que deberéis adecuaros a los ritmos de aquella humanidad, y no viceversa como ha sucedido hasta hoy.  Sabed que las humanidades fieles a Dios deciden rápidamente y ejecutan velozmente las órdenes de Dios;  no emplean milenios como vosotros.

Nadie sabe qué decidirá Dios al fin de este año, ni cuál será la humanidad elegida en vuestro lugar, si fuera necesario. Todo dependerá  de la respuesta de sus hijos sobre la Tierra, si serán  suficientes en número para llevar adelante los programas de Dios. Dios decidirá a tenor de la respuesta de vuestra humanidad. Tenéis una gran responsabilidad, pero tenéis también grandes gracias; por lo tanto, esforzaos y continuad fielmente vuestro camino. No se os pide grandes obras sino una  fe cierta y una gran sinceridad; ¡no hay más lugar para ambiciones e hipocresías;  no hay más tiempo  para las astucias humanas!

Caminar en la novedad que el Espíritu Santo está abriendo delante de vosotros es la condición  esencial, sin la cual recaeréis en el sentimiento religioso, en el devocionalismo.  Es necesario, en cambio, que lleguéis al verdadero conocimiento de Cristo, del que habla  san Pablo, “… no desde un punto de vista puramente humano… porque cuando uno está unido a Cristo es una criatura nueva: las cosas viejas han pasado; todo ha resultado nuevo”.(7) Es necesario conocer a Jesucristo en el Espíritu Santo, que mueve todo en las almas como en la creación entera, porque esto implica una verdadera transformación de vuestro ser a imagen de Cristo.  La humanidad de la Tierra, sin embargo está todavía muy lejos de todo esto.

Los instrumentos extraordinarios de este tiempo, o sea, los ángeles, el Núcleo Central, y los hermanos del universo fieles a Dios, están llamados ya desde ahora a vivir la unión mística con Cristo, a estar cara a cara con Dios, a poseer un conocimiento inmediato.(8) Todos los demás deben seguir el mismo camino. No se  puede llegar a comprender y a vivir la novedad de este tiempo sin la sincera adhesión al Espíritu de Cristo. Esto debería acontecer en cada núcleo: si cada uno de los miembros y todos los miembros  de un núcleo viven unidos al Espíritu de Cristo, y se ofrecen a Dios a través de María Santísima, comienzan un recorrido que lleva seguramente a dimensiones nuevas del espíritu.  Por el contrario si falta la unión auténtica con Cristo  el camino resulta muy difícil.

Los núcleos de la Tierra experimentan dificultades mayores en relación con los de otros planetas. Efectivamente deben despojarse de muchas  superestructuras de las cuales está llena la Tierra. En particular, un cristiano sobre la Tierra lleva sobre sí el peso de la organización eclesiástica  colmada de no pocos preceptos humanos. En cambio los  hermanos de  otros planetas que han acogido a Jesucristo, están libres de tales sobreestructuras, y caminan más libremente porque llevan menos peso. Despojarse de las superestructuras es muy difícil y provoca frecuentemente tremendos sentidos de culpa, porque las personas no logran discernir en forma adecuada,  e identifican los preceptos humanos con los divinos. ¡Este es el drama de la Tierra!

Os bendigo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

 

1-      cfr Ap 5,5

2-      Mensaje de Jesús titulado “Os enviaré el defensor, el Espíritu de la verdad”

3-      Cfr nota  2

4-      Hemos hablado del Anticristo y de su manifestación  en el libro “Más allá de la gran barrera” en el cap. 15

5-      Muchas veces nos ha sido explicado que la Tierra es un  planeta clave en los planes de Dios, dado que nuestra humanidad fue testigo de la muerte y de la resurrección de Cristo. Por eso la Iglesia, pueblo de Dios sobre la Tierra ha recibido la tarea de llevar el anuncio de la salvación  todo el universo, en los tiempos y en los  modos  establecidos por Dios. Desde la venida de Jesús sobre la Tierra hasta hoy las humanidades de otros planetas han esperado que la humanidad de la Tierra se moviese en tal sentido; esta espera ha sido medida según el tiempo de la Tierra. Las otras humanidades se  han adecuado a nuestros tiempos.

6-      Cfr.el libro “Reescribir la historia- vol I  En el pensamiento de Dios”

7-      Cfr.2 Cor.5, 16-17

8-      Cfr.”Reescribir la historia- Vol I En el pensamiento de Dios” cap.5

 

Autor: .

Profesor de Filosofía, Piloto Civil, Profesor de letras clásicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s