A La Nueva Creación

a cargo de Stefania Caterina y Tomislav Vlašić

LA IGLESIA DEL UNIVERSO DESCENDERÁ SOBRE LA TIERRA

Deja un comentario

28 de setiembre de 2020. Vigilia de la FIESTA DE LOS SIETE GRANDES ARCÁNGELES

Mensaje de San Miguel Arcángel

LA IGLESIA DEL UNIVERSO DESCENDERÁ SOBRE LA TIERRA

“Queridos hermanos y hermanas de la Tierra: paz a vosotros! Os traigo la bendición de Dios y de toda la Iglesia esparcida en el Universo. Hoy nos celebráis a nosotros los siete grandes Arcángeles, pero no solo a nosotros sino a todas las legiones angélicas. En este solemne día la Iglesia recuerda la acción de los ángeles que es muy poderosa en este tiempo.

Os ha sido dicho que nosotros los ángeles somos mandados en este tiempo a separar el grano de la cizaña, pero no sólo, somos mandados a abrirle el camino a la Iglesia del Universo que descenderá sobre la Tierra donde se desarrollará la última batalla. Será el último enfrentamiento entre el Bien y el Mal, entre Jesucristo y Lucifer, entre los ángeles y los demonios. Será una gran lucha entre la luz y las tinieblas. Por eso nosotros los ángeles somos mandados por Dios a abrirle el camino a la Jerusalén Celestial que desciende del Cielo[1]. Si no lo hiciéramos ni siquiera vosotros podríais avanzar ni tampoco los hermanos fieles podrían actuar sin nosotros.

Cuando los ángeles abren el camino, separan delante los hijos de Dios la luz de las tinieblas. Es como si se abriera de nuevo, otra vez el Mar Rojo para que pasen los hijos de Dios. Ahora la Tierra se prepara para ser aquel escenario del que siempre se dijo: el último escenario de la vieja creación; el último escenario de la historia tal como la conocéis hoy.

Os digo hermanos y hermanas que esta lucha entre la luz y las tinieblas seestá dando actualmente en el Universo, pero debe alcanzar su culminación justamente sobre la Tierra. No será un enfrentamiento cualquiera sino una verdadera batalla de espíritus, en el cielo como en la Tierra.

Las humanidades fieles se preparan para la batalla sobre la Tierra: deberán ayudar a los hijos de Dios más débiles del Universo y sobre todo, apoyar a los ángeles en el enfrentamiento con la “Confederación de la luz”[2] y con todas las potencias satánicas. Será un combate espiritual y físico.

Por eso los hermanos fieles están preparando todo lo que se precisa para esta su última y decisiva misión. Se están preparando para esto desde la eternidad, desde cuando comenzó su camino.

Hasta hoy los hermanos fieles continúan recorriendo el Universo Medio para reforzar los lazos con esas humanidades. Van y vienen por el Bajo Universo para animar a aquellos hijos de Dios que, sobre sus planetas rebeldes, se han decidido a formar parte de la “Iglesia de Jesucristo del Universo”, y que están sufriendo a causa de la fuerte presencia satánica; muchos habitantes de los planetas rebeldes no se han convertido, a pesar de los signos y la potencia de los hermanos fieles.

Como veis, la Evangelización del Universo no está acabada todavía. El Universo ha sido recorrido todo, pero la Evangelización está en curso todavía. Falta sobre todo la Tierra que aún no está evangelizada. Esta tarea os espera a vosotros, con la ayuda de la Iglesia de todo el Universo. Vuestra acción es todavía en espíritu, porque vuestra debilidad no os permite hacer otra cosa, pero tendréis la ayuda de lo alto.

Os pido hoy que os mantengáis listos para los acontecimientos, que serán grandes y decisivos. El próximo año 2021 será un año crucial: muchas cosas concluirán y otras se abrirán. Nosotros los ángeles preparamos la llegada de este nuevo año sobre la Tierra en el que la Iglesia de Jesucristo del Universo deberá manifestarse siempre más y comenzar a descender del Cielo.

Nosotros los ángeles no conocemos el pensamiento de Dios, ni sus proyectos, que nos son comunicados cuando llega el momento; no somos curiosos y no solicitamos demás pero nos preparamos. Lo mismo debéis hacer también vosotros. Sois soldados de Cristo y debéis estar preparados en cada momento a aquello que Él os pida. Esta es la verdadera vigilancia que os permite no caer en la tentación o en la pasividad. Os invito entonces a estar preparados para no demorar el plan de Dios. La Iglesia que desciende del Cielo, los hermanos fieles y nosotros lo ángeles debemos encontrar un pueblo listo sobre la Tierra. Porque no podemos dirigirnos a otros sino al pueblo de Dios.

Hijitos- os llamo así, porque cuantos cumplen la voluntad de Dios son también hijos nuestros; también nosotros los ángeles sentimos una paternidad divina hacia vosotros, por eso os llamo hijitos, pero también hermanos, amigos- se os ha dicho que debéis socorrer a esta humanidad y reconstruirla. De este modo podéis también evangelizarla. La humanidad de la Tierra está en la más total desesperación, en gran parte separada del Espíritu Santo, incapaz de bondad y misericordia. No obstante esto hay muchas personas buenas pero que están bloqueadas por la acción del Mal. Ahora es el tiempo para que hagáis correr la Vida de Dios hacia esta parte de la humanidad.

Para hacer esto debéis elevaros siempre un poco más, pero al mismo tiempo estar dispuestos a descender a las profundidades tenebrosas de esta humanidad. Es necesario que esta Iglesia descienda hasta tocar las raíces profundas de la humanidad de la Tierra y al infierno que hay en muchas almas. No os pido hacer cosas grandiosas sino que estéis dispuestos a curar a los leprosos y a levantar a tantos enfermos en el espíritu. Estad entonces preparados para los acontecimientos y a buscar hasta la última oveja perdida de la humanidad.

Nosotros los Arcángeles os acompañamos, los precedemos para abrir las puertas delante de vosotros. Es un camino que en este tiempo se alarga siempre un poco más delante el pueblo de Dios, porque debe manifestarse cada vez más la novedad de Dios y ser siempre más visible.

Le pedimos a cada uno de vosotros y a todo este pueblo prontitud, disponibilidad, docilidad, capacidad de subir y descender hasta el último de vuestros hermanos. Sé que os estoy pidiendo mucho pero sé que puedo contar con vuestra respuesta. De parte nuestra os aseguro toda la protección y ayuda.

Os recomiendo que estéis muy unidos a vuestro ángel custodio, que es muy poderoso, os acompaña y os protege. Ahora es el tiempo para vosotros de entrar en una comunión profunda con vuestro ángel custodio: habladle, pedidle ayuda, manteneos unidos estrechamente a él en todo y él os ayudará.

Os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.


[1] Ap. 21

[2] Reescribir la Historia Vol. II.El Universo y sus habitantes. Pag. 224.225

Autor: .

Profesor de Filosofía, Piloto Civil, Profesor de letras clásicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s